DAVAR 131

La Revista Literaria DAVAR fue creada por Alberto Gerchunoff, en 1945, apenas concluida la II° Guerra Mundial. Las palabras del autor de “Los Gauchos Judíos” dan cuenta de los objetivos y esperanzas de esta extraordinaria publicación de Hebraica:

La Sociedad Hebraica Argentina, que alcanza en su actividad cultural la cabal realización de sus fines, se propone ahora, con su revista literaria, dar una mayor amplitud a la acción que en ese plano viene cumpliendo a lo largo de más de un cuarto de siglo. Bajo el signo de DAVAR, que en hebreo designa la Palabra y su matiz y dignidad de Verbo (el logos griego), aparece esta manifestación nueva de viejos propósitos. La fisonomía de DAVAR estará determinada por la convicción de que el arte y la cultura, expresión vital de los pueblos, pueden y deben ser instrumentos para perfeccionar las formas de la convivencia humana.

Alberto Gerchunoff, DAVAR, Num. 1.1945

La actual conducción de Hebraica, decidió la reaparición de Davar, después de 23 años, como nuevo aporte significativo a la cultura de nuestro país. Es decir, una publicación que vuelve a reunir a los representantes de la creación literaria más distinguidos. Páginas abiertas a un espectro de ideas que representan el quehacer esencialmente democrático de nuestra institución. Para todas las voces, con la sola e imprescindible excepción de los antisemitas y/o racistas de cualquier índole y de aquellas que niegan la existencia del Estado de Israel.

El N° 131 está dedicado al 90° Aniversario de nuestra Hebraica. El sumario incluye un capítulo inicial dedicado a esa celebración, titulado “Lejaim por Hebraica 90°. La palabra convertida en brindis” con varias notas, encabezadas por el Presidente, Dr. Diego Dinitz.

En las páginas siguientes, escriben Diana Sperling, Martha Wolff, Andrés Borenstein, Lucio Castro, Alberto Kaplan Krepp, Santiago Kovadloff, Ana María Shua, Silvia Plager, José Milmaniene y Alejandro Dujovne. En el capítulo “Los jóvenes en Davar”, participan la cineasta Lulú Scalise, la novelista Ariana Harwicz y la ganadora del Concurso Marcha por la Vida 2015, Karen Hansman.

En la parte final, se incluyen textos inolvidables de la primera época de Davar, de Rafael Alberti dedicado a Israel; de Ben Gurion dedicado a la Universidad Hebrea; de Bernardo Verbitsky dedicado a Gerchunoff y un maravilloso escrito de Jorge Luis Borges dedicado a Cansinos Asséns.

Davar 131. Por el placer de la lectura.